Los tatuajes y el dolor, no son masajes

Red Panther Tattoo | Tatuajes Queretaro

¿Quieres un gran tatuaje pero no estás seguro de si tienes lo necesario para hacértelo?
¿Qué tan alto es tu umbral de dolor? ¿Cómo lo sabes?
Hoy hablaré un poco sobre mi experiencia con los tatuajes y el dolor.

¿Cuánto te dolerá?

Esa es la pregunta mágica que la mayoría de los clientes se hacen cuando planean hacerse un tatuaje. Y las respuestas que los tatuadores te dan, definitivamente pueden variar.

Para tatuajes pequeños diría, sí, por supuesto que va a doler; es un tatuaje. Sólo aguanta, intenta respirar y no te muevas durante el tiempo que dure la sesión y sobrevivirás, sin sudar.

Pero como todos sabemos, cada persona es diferente y tiene una tolerancia diferente al dolor, lo que hace que sea bastante difícil de predecir, especialmente para los principiantes.

He pasado seis horas tatuando las costillas de un cliente mientras éste se sentaba como una roca (estoy bastante seguro que durmió la mitad del tiempo), y también he tenido un cliente que me gritaba en el oído mientras le tatuaba dos líneas de estilo minimalista en el antebrazo. ¿Por qué existe una diferencia tan grande?

Desglosemos algunos de los factores principales que contribuyen al dolor en el tatuaje.

Tamaño

¿Qué tan grande será el tatuaje? Este no es un problema. Un tatuaje más grande = más tiempo en el silla.

Ubicación

¿Está en una zona sensible? Costillas, pies, codo ó rodilla. Básicamente cualquier área que tenga la piel delgada y poco o ningún músculo detrás de ella es más probable que duela que un área muscular con una piel más gruesa.

Tiempo

¿Cuánto tiempo durará la sesión? ¿Vas a completarla en una sola o vas a completarla en varias sesiones?

Estilo

¿Tiene muchos detalles? Ciertos estilos como el realista a color o en negro y gris, pueden
tomar mucho tiempo, mientras que otros estilos como el tradicional americano y el minimalista
son mucho más rápidos.

Artista

¿Son conocidos por un trabajo eficiente? ¿Son de mano ligera o pesada? ¿Te harás un tatuaje en un estilo en el que están familiarizados? ¿Cuánto tiempo dijo tu artista que tardaría? ¿Es un marco de tiempo con el que te sientes cómodo?

Tú mismo

¿Qué tanto lo quieres? ¿Te has tatuado antes y sabes qué vas a esperar? ¿Tienes buena salud? ¿Vienes preparado a tu cita, con la barriga llena y actitud de “hagámoslo”? ¿O estás nervioso e inseguro sobre tatuarte?

Estos y muchos otros factores contribuyen a la experiencia de los tatuajes y el dolor.

En mi experiencia, todo se reduce a tu actitud. Las veces que he estado súper entusiasmado y confiado en el artista y el diseño, siempre he encontrado una manera de relajarme y hacerme mi tatuaje.

Ahora, ha habido momentos en los que me he sentido incómodo con el diseño, el artista, o simplemente no me encontraba en el mood, y realmente es horrible. Ningún tatuaje duele más que hacerse un tatuaje que no quieres realmente.

Estar cómodo con tu tatuador te ayudará a lidiar el tatuaje y el dolor

Ha llegado el día

Así que ahora has encontrado un artista cuyo estilo es exactamente lo que estás buscando.
Ambos acordaron el diseño, ubicación, precio, tiempo y ya no puedes esperar a que sea la cita.

Pero, es tu primera gran sesión y te preocupa que algo pueda pasar.

Aquí tienes algunos consejos para ayudarte a superar esa larga sesión de tatuaje.

  1. Ve con la panza llena. Haber comido bien te ayudará a reducir las posibles náuseas y mareos.
  2. Trae algunas bebidas azucaradas y bocadillos. Tener un poco de azúcar extra en la sangre también ayudará a reducir la hemorragia y te dará energía.
  3. Estar mentalmente preparado. Si fuera fácil todos lo harían. Intenta abrazar el dolor y recuerda cuáles son tus razones para hacértelo.
  4. Trae auriculares y una batería completamente cargada. Lo que sea que te ayude a entrar en el mood y relajarte. A veces la elección de música del estudio puede no ser de tu agrado.
  5. No bebas la noche anterior. Este es uno muy importante. Legar con resaca disminuye tu tolerancia al dolor, bastante, y el alcohol además adelgaza la sangre que puede diluir la nueva tinta que estás pagando. Habrá mucho tiempo para beber después.

Así que ahí lo tienen amigos. Espero que estos consejos los ayuden a tomar las decisiones correctas y que también puedan mejorar su experiencia al tatuarse.

Gracias por leer y nos vemos pronto, tu tatuador local, Dave.

3 thoughts on “Los tatuajes y el dolor, no son masajes”

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *